Curva de Montebello

Tras Morteratsch, el Bernina Express pasa la curva de Montebello, uno de los lugares más fotogénicos del trayecto ferroviario. El tren traza aquí una curva de 180 grados y muestra a la derecha, en el sentido de la marcha, una vista de ensueño del macizo de la Bernina y el glaciar de Morteratsch. El tercer glaciar más grande de los Alpes orientales se encuentra en la parte superior del valle de Morteratsch. La cumbre más alta de los Alpes orientales, el Piz Bernina de 4.049 metros, se erige aquí majestuosa.