Casas de Engadina

Entre Bever y Celerina, se pueden contemplar las casas de Engadina, que son las casas típicas de los granjeros de la región. La mayoría de casas de tres plantas destaca por sus macizos muros de piedra y las filas de ventanas profundas. Y por supuesto por los «sgraffiti», la decoración especial de las fachadas. Para ello, se aplican capas de revoque de diferentes colores y, a continuación, se rascan las formas y superficies.