Valle del Simme

Entre Spiez y Lenk se encuadra el valle del Simme, que debe su nombre al río homónimo. La cría y la exportación de la famosa ternera del valle del Simme aportaron mucha riqueza a la región. Y los habitantes la plasmaron en forma de señoriales residencias. La competencia en torno a la talla maderera más bella llevó con los años al desarrollo de la escuela superior de carpintería del valle del Simme. Aún hoy se pueden contemplar desde el tren muchas construcciones fantásticas con coloridas pinturas en las fachadas.